Sergio de Carabias

Sergio de Carabias

martes, 10 de diciembre de 2013

Huayrurín, el Delfín Rosado: la estrella de Quistococha


     Todavía sorprende a muchas personas saber que existen los llamados "Delfines de río". En efecto, son cerca de diez especies de cetáceos odontocetos los que, a lo largo de toda la región tropical, se han adaptado a vivir en algunos de sus cursos fluviales.



     En el Amazonas Peruano son dos las especies que pueden encontrarse: el Delfín Gris (Sotalia fluviatilis) y el Delfín Rosado (Inia geoffrensis sbsp. geoffrensis), protagonista de esta entrada y también denominado Bufeo en la lengua local.

    
     Posiblemente, Huayrurín sea el Delfín Rosado más famoso de nuestros días debido a la multitud de personas que diariamente lo visitan en el complejo turístico de Quistococha, nombre un tanto pomposo para denominar un zoo al que los términos rancio y anticuado le caen como piropos.  


Huayrurín

     Nuestro simpático amigo fue rescatado hace ya 9 años. En todo este tiempo parece un milagro que todavía podamos disfrutar de su compañía y no haya sucumbido a la cautividad como les ha ocurrido a la mayoría de sus congéneres en otros parques y zoológicos por el mundo. Tampoco Huayrurín ha escapado de sufrir problemas en la piel y trastornos del comportamiento, entre otros, asociados a su condición de cautiverio. Por muchos años, se le ha mantenido sin más en su piscina; ignorando que un mamífero de su capacidad intelectual necesita de una motivación y enriquecimiento constantes. Afortunadamente, desde hace algunos meses, se decidió comenzar su entrenamiento diario para facilitar su manejo y mejorar su calidad de vida. Entre otras actividades, se le ofrece una pelota de plástico y se le obliga a acudir al toque del silbato.





Huayrurín saltando fuera del agua como parte del entrenamiento.



     Pero, sin duda alguna, lo más sorprendente son sus dotes artísticas que, con gran habilidad, da rienda suelta "pincel en morro".




Huayrurín, el delfín artista.







     Por el módico precio de 3 soles (menos de 1 euro) es posible adquirir una de sus obras de arte. Habrá quién se cuestione sobre la ética de esta práctica y, más aún, de contribuir a ella pagando dinero pero lo cierto es que, al menos, el objetivo de desarrollar la motivación de Huayrurín lo cumple con creces.



     Desconozco si, ya por sugestión o no, lo cierto es que en la pintura de Huayrurín se me presenta clarísimamente un bufeo colorado en el centro, que parece saltar hacia la derecha sobre el agua. Los trazos verdes corresponderían a la vegetación ribereña que crece sobre los aterrados terraplenes de las orillas... Quién sabe si nuestro bufeo no habrá querido evocar aquellos tiempos en los que, libre, nadaba por el Amazonas...

"Alegoría de la libertad" Huayrurín 2013.




     Bastan unos pocos segundos de observación para percatarse de las diferencias y similitudes que mantiene con sus primos marinos. En primer lugar, como cualquier odontoceto tiene "melón", un órgano con funciones de geolocalización dispuesto sobre la frente. La aleta dorsal se levanta suavemente unos pocos centímetros para alargarse ampliamente sobre el cuerpo. Las vértebras cervicales no se encuentran fusionadas lo que, junto a sus amplias aletas pectorales, le permite una gran maniobrabilidad en el agua a costa de perder velocidad en sus movimientos. No se trata de ningún inconveniente; al contrario, en los enrevesados cauces que habita es necesario poderse manejar con gran precisión entre las raíces y recovecos de la vegetación; los amplios espacios de mares y oceános que permiten la natación sin límites no existen en estos ríos.


     Por último, y como carácter distintivo que le da nombre a la especie, los adultos adquieren un llamativo tono rosado, mucho más acentuado en los machos. Sin embargo, Huayrurín carece de él a consecuencia de su cautiverio.


En los Delfines de Río es destacable su silueta menos fusiforme en comparación con los marinos,
la amplitud de movimiento del cuello, la aleta dorsal menos desarrollada y los ojos atrofiados.


     Tristemente, y como suele suceder, esta especie tan hermosa debe enfrentarse a no pocos problemas en la actualidad y todos ellos ¿ya lo habéis adivinado? ¡exacto! todos ellos provocados por nosotros, los seres humanos... La contaminación de los ríos, el masivo tráfico fluvial de embarcaciones, la construcción de presas y embalses... en una palabra: la destrucción de su hábitat es la principal causa de amenaza junto a las agresiones directas que sufren los propios delfines motivadas, unas veces por la competencia con los pescadores cuando no ¡por la búsqueda de amuletos! Y es que, en torno a este original animal hay asociados toda una serie de leyendas y propiedades curativas a cual más rocambolesca... En el mercado de Belén en Iquitos es posible encontrar a la venta algunas partes de su cuerpo con supuesto efecto afrodisíaco. También destaca la creencia de que, en las noches de luna llena, el bufeo abandona las aguas y, bajo la apariencia de un apuesto hombre de piel blanca y ojos claros, tratará de conquistar cuantas mujeres pueda para llegar hasta el final... Como en todas las culturas, alguna historieta se ha de inventar para suavizar las infidelidades... La cuestión es que por tal motivo, está muy arraigado entre las mujeres dar la espalda al río en todo momento, especialmente mientras se lava la ropa. Y para muestra, un botón:



Mujer lavando la ropa a orillas del río, dándole la espalda como es tradición.



     Ojalá que por muchos años Huayrurín pueda, si no ser reintroducido de nuevo en su medio, seguir siendo embajador de su especie entre los niños y adultos de Iquitos y otras tierras para despertar de conciencias. Y ojalá que por siempre, la característica silueta del Delfín Rosado siga llenando de ilusión y sorpresa los atardeceres del Amazonas...


Tres ejemplares de Delfín Rosado "Inia geoffrensis"


Característica aleta dorsal de Delfín Rosado "Inia geoffrensis".




Delfín Gris (Sotalia fluviatilis),
el compañero de hábitat del Delfín Rosado.

8 comentarios:

  1. Mi animal favorito, ¡el delfín!
    Enhorabuena Sergio, tu blog es muy interesante y didáctico. Lo suelo "hojear" de vez en cuando y me gusta ver tu forma de redactar y tus valores y pensamientos plasmados en los textos. Sorprende gratamente ver en ti, antes uno de mis mejores amigos de la infancia, ahora un ejemplo y modelo de persona.
    Ánimo y suerte en tus proyectos y ambiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llanero solitario, muchas gracias por tus amables palabras pero me sigo quedando con el interrogante de quién eres... tengo mis sospechas entre varios candidatos pero no me decido todavía... ¡sácame de dudas que me hará mucha ilusión! ;)

      Eliminar
  2. Excelente reportaje!! Sigue así Sergio, los sigo todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus ánimos, Javi!!! Espero que todo vaya bien ;)

      Eliminar
  3. "Manolo, ¡no te pongas así; déjame que te lo explique, hombre! Es que fui a lavar al río, salió un delfín del agua y..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaj desde luego, a veces hay que reír por no llorar...

      Eliminar
  4. Hola Sergio, me gustó la apreciación que tienes, lo que se está logrando a través del entrenamiento, lo que si me parece que deberías investigar un poquito más es sobre el porque a Huayrurín no se le puede liberar, los riesgos y peligros que le causarían y sobre el porque se recauda algo de dinero, beneficios para quien. Veo que tu causa es buena. Si quieres hablar mas sobre el tema u otras cosas mi correo es mayra-freyre@hotmail.com

    ResponderEliminar
  5. Saben si se puede hacer voluntariado alla??.

    ResponderEliminar